Saturday, March 14, 2015

La vida cotidiana del perro aguacatero

En las últimas semanas me ha captado la atención la civilización de estos fantasmas invisibles y su ética básica de sobrevivir y de coexistir.  ¿Para qué ponerles importancia?  Me parecen los espejos de una humanidad tierna, salvaje, violenta y sosegada. Son los miles de desconfiados que nos miran con cautela sin perder del todo la esperanza.  Juntos son la ubicuidad que observa nuestros hábitos cotidianos; los entiende sin juzgar, y cuando nos hemos ido despedaza bolsas de plástico y lame atol de vasos volcados de espuma de poliestireno.  Son algunos de los testigos sin palabras de San Salvador, Planes de Renderos, Panchimalco, Apaneca, La Libertad, Nahuizalco, Ataco y Chalchuapa entre otras comunidades de este país.





































WJT Mitchell — Notes on Picture Theory

In analyzing the “pictorial turn” in his book Picture Theory, Mitchell begins by raising important questions about how images reference t...