Adiós Ayacucho de Yuyachkani

Adiós Ayacucho (1990) Hemi
Adiós Ayacucho del Grupo Cultural Yuyachkani es una obra de teatro adaptada de la novela del autor peruano Julio Ortega.  Alfonso Cánepa es el protagonista que cuenta la historia de su detención y muerte a manos de las policías militares.  En vida Alfonso Cánepa era un agricultor andino y un líder campesino.  Los policías militares le acusan de ser terrorista y, luego de interrogarlo, tiran su cuerpo por un barranco.  Ahí destrozan el cuerpo de Alfonso con dos granadas.

Adiós Ayacucho (1990) Hemi
Alfonso narra la violencia corporal que experimenta con detenimiento.  Detalla cómo se le va fragmentando el cuerpo y cuenta que uno de sus asesinos se lleva partes de su cuerpo como recuerdo.  Alfonso se hace amigo de un Qolla que le presta su voz para contar su historia y su cuerpo para hacer el viaje a Lima en busca de sus huesos para poder descansar en paz.

En el camino Alfonso se encuentra con una procesión funeraria y se nota el contraste entre las muertes visibles como esta de un cacique que para el movimiento de la ciudad, y las muertes como las de Alfonso Cánepa que son invisibles.  Al final de la obra Alfonso le reclama al Presidente de la república la mutilación del cuerpo y explica que el cuerpo humano es una unidad que no debería reducirse a pedazos.  A pesar de no encontrar sus propios huesos, Alfonso recupera la integridad corporal con los huesos de Francisco Pizarro, el conquistador de Perú.  Le regala la calavera de Pizarro a un niño para que la venda.

Según Anne Lambright en "Dead Body Politics" el final de la obra se refiere al concepto andino de Pachactuti, la idea de que cada cierto período el mundo se invierte y se pone al revés.  Esto lo vemos en los escritos de Guaman Poma y Garcilaso de la Vega.  Según la leyenda andina cuando el último Inca se regenera y recupera su cuerpo, iniciará otro Pachacuti y los indigenas retomarán una posición dominante en el mundo.  Lambright también nota que el cuerpo dominante del nuevo Pachacuti es un cuerpo mestizo (Imagining Human Rights, 37).  

Adiós Ayacucho (1990) Hemi
Adiós Ayachucho es una alegoría de la recuperación de la memoria colectiva.  El cuerpo y la historia fragmentada de Alfonso Cánepa sólo puede volver a integrarse con la ayuda del Qolla que le presta su voz y su cuerpo.  El espectador es necesario como testigo y también como repositorio de la historia de Alfonso.  La recuperación de la memoria depende de un proceso social; de personas que prestan sus cuerpos, voces y oídos al esfuerzo de recordar.