Tuesday, May 20, 2014

La crítica de la izquierda en la "ficción" de Horacio Castellanos Moya

Es francamente sorprendente leer La Diáspora (1989) de Horacio Castellanos Moya en la "pos guerra".  Se puede leer como una muy temprana crítica de la izquierda armada; del ambiente de dogmatismo y de los ajusticiamientos más infames de la izquierda.  Me sorprende la publicación de este libro sobre todo si pensamos en la polémica que levanta Giovanni Galeas con sus investigaciones de los ajusticiamientos en el frente Paracentral.  Me extraña que Moya desde 1988 cuestionara los ajusticiamientos de la izquierda.  Es interesante notar además que el libro recibe el Premio Nacional UCA Editores 1988.

Esta novela tiene cuatro partes y 184 páginas.  Cada parte se enfoca en un distinto sujeto de la diáspora salvadoreña que vive en México en 1983 y 1984.  El libro muestra las razones por las que se salen los (ex)militantes de izquierda del país durante la guerra.  Algunos de los personajes ya exhiben el cinismo que Beatriz Cortez señala como parte de la estética de posguerra, pero es interesante que en este libro el cinismo se asocia no tanto con la posguerra sino con las pugnas internas de la izquierda. 

En el libro vemos el impacto profundo que tienen las muertes de Mélida Anaya Montes (la Comandante Ana María), de Salvador Cayetano Carpio (Comandante Marcial) y de Roque Dalton en la izquierda y en las vidas de los protagonistas.  Castellanos Moya utiliza la “ficción” para lanzar una crítica tajante de estos conflictos de la izquierda armada.  El libro empieza con la advertencia, “Este libro es un libro de ficción” en letras grandes.  Luego, parte de la trama tiene que ver con un escritor argentino que tiene esperanzas de investigar las muertes de Mélida Anaya Montes y Cayetano Carpio para escribir un libro sobre la izquierda y hacerse famoso con la publicación de su libro.  En la novela, vemos la resistencia de la izquierda a que se investiguen las muertes que tapan como “los sucesos de abril”.  Esta parte del libro nos deja vislumbrar el proceso meta-cognitivo del autor a medida que considera la ética de representar por escrito los conflictos de la izquierda en su propio beneficio.  Es interesante entonces pensar cómo Horacio Castellanos Moya utiliza la “ficción” para explorar una historia que no se permite escribir de otra manera.

En fin, el desengaño que Horacio Castellanos Moya nos representa en los protagonistas de las cuatro partes de la novela resulta de las divisiones internas de la izquierda y no del fracaso de la revolución.  Es posible que lo que Beatriz Cortez señala como la “estética del cinismo” tiene sus antecedentes, desde antes de la guerra, en el asesinato de Roque Dalton y que sea una estética que evoluciona a lo largo de la guerra y posguerra. 

WJT Mitchell — Notes on Picture Theory

In analyzing the “pictorial turn” in his book Picture Theory, Mitchell begins by raising important questions about how images reference t...