Wednesday, February 12, 2014

El tema de la colaboración en A Lexicon of Terror de Marguerite Feitlowitz


A Lexicon of Terror de Marguerite Feitlowitz (1998) abre con la anécdota de la recepción en 1990 del público argentino de Paso de dos, la obra teatral de Eduardo Pavlovsky que trata el tema tabú de un “romance” entre un torturador y la mujer que tortura.  La obra revela la complicidad de una mujer detenida con su torturador; ella experimenta el placer sexual, y por esto, Feitlowitz señala que ella colabora con su torturador.  Paso de dos tiene una recepción mixta en Buenos Aires; tiene muy buena taquilla a la vez que levanta una polémica cultural en el país.  El público parece identificarse con la trama y experimentar cierta catarsis al ver la obra mientras que otras personas se niegan ir a ver la obra.  Con este ejemplo, Feitlowitz representa la ambigüedad moral de una historia de extremada violencia y trauma.  Uno de los mayores aportes de este libro es la representación del ambiente de terror y de represión durante la dictadura de Argentina a través de entrevistas íntimas con personas que se mueven dentro de esta “zona gris” de moralidad que nos priva, como lectores, de juicios fáciles sobre el comportamiento humano en situaciones inhumanas.

El mundo que reconstruye Feitlowitz en A Lexicon of Terror está lleno de personajes como Thelma Jara de Cabezas, la madre de un desaparecido que funda una organización para las familias de los desaparecidos, pero cuando la junta la secuestra y la sujeta a tortura y a amenazas de muerte, ella da entrevistas por fuerza a los medios de comunicación en las que denigra la “subversión”, las Madres de Plaza de Mayo, y los Montoneros.  Otro personaje Geuna, una sobreviviente del centro de tortura La Perla, nos explica que en el mundo de terror clandestino, sobrevivir es un crimen porque implica que el sobreviviente ha colaborado para salvarse la vida.  Geuna describe como algunos de los que negaban colaborar al principio de su detención, de repente se quebraron por la intensidad de las torturas físicas y psicológicas.  Con la entrevista con Mario Cesar Villani, un hombre que también fue secuestrado y torturado durante la dictadura, Feitlowitz matiza aún más el concepto de la “colaboración”.  Villani explica que para sobrevivir la detención, uno tenía que ser “útil” para la junta, pero que esto a la vez ponía a los detenidos en una situación de crisis moral.  ¿Cómo podemos entender la colaboración de estas personas?  Al mismo tiempo, ¿Cómo podemos emitir un juicio moral sobre personas que eligen la vida en vez de la muerte?  Por un lado, Feitlowitz representa una situación inhumana que excede los límites de lo “normal” que gobierna la sociedad humana como una manera de hacer comprensibles las acciones de las personas que deciden colaborar con la junta, pero tampoco los absuelve del todo de la responsabilidad por sus decisiones porque nos da varios ejemplos de resistencia y de pequeños actos de caridad y hasta de heroísmo entre los detenidos.

Otro punto clave del argumento de Feitlowitz es la culpabilidad de la sociedad argentina que, a pesar de no tener un rol directo en la represión y violencia, colabora en el sentido de continuar con sus vidas como si todo siguiera “normal” sin cuestionar las acciones de la junta.  Feitlowitz representa un ambiente surrealista en que, por ejemplo, la gente hacía sus compras de ropa en una tienda de lujo mientras que se torturaban a personas detenidas en el sótano.  Feitlowitz nos da otro ejemplo en que los militares paran un bus y se llevan arrastrada a una de las pasajeras.  El único acto de protesta entre los demás pasajeros viene de una mujer que reclama que no arrastren a la detenida “por el pelo”.  Feitlowitz dedica la mayor parte del capítulo tres a un análisis del silencio de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) frente al secuestro y la detención de personas de la comunidad judía.  Estas situaciones nos hacen, como lectores, preguntar cómo era posible que la sociedad argentina no se diera cuenta de las injusticias que sucedían en su proximidad.  Y si la sociedad se daba cuenta sin actuar, ¿Podemos absolver la sociedad de culpa por el nefasto ambiente de miedo y represión? ¿Hasta que punto podemos decir que la sociedad en general colaboró con el estado?    

El último capítulo se enfoca en la confesión del Capitán Adolfo Scilingo y en el impacto que tuvo su testimonio en la sociedad.  En su confesión Scilingo admite su participación en dos “vuelos de la muerte” semanales y sugiere la culpa de otros oficiales del ejército que se turnaban en asistir a los vuelos.  Scilingo se representa como un hombre destruido por la culpa y pone una demanda en contra de sus jefes por no responsabilizarse de las atrocidades cometidas en los vuelos.  Otras instituciones como la iglesia católica tuvieron un proceso semejante en que varios clérigos reclamaron la falta de apoyo que habían recibido de sus superiores cuando los habían consultado con respeto a la represión.  El caso de Scilingo y otros parecidos ponen sobre la mesa el paradoja que hasta cierto punto muchos de los que tuvieron papeles directos en la represión y en la violencia también son víctimas de la dictadura.  Y si le damos la espalda a las personas realmente arrepentidas como Scilingo, ¿Qué esperanza hay para la reconciliación social?    

A Lexicon of Terror termina con un epílogo que nos da ejemplos actuales de los trabajos de la sociedad de Argentina para volver a fusionar las dos realidades que se separan en los años de la dictadura.  Muchos de estos ahora son lo que Elizabeth Jelin caracteriza como “trabajos de la memoria” como los escraches, la construcción del Parque de la Memoria en Buenos Aires y la identificación pública de centros de detención y de tortura.  

El lenguaje doble que identifica Feitlowitz en palabras como ‘parilla’, ‘perejil’ y ‘quirófano’ y en los medios de comunicación es el primer nivel de agresión de la junta en un proceso sistemáticos de terrorismo cultural.  El arte de Feitlowitz en A Lexicon of Terror es que nos deja con el malestar de no poder emitir un juicio moral fácil en la mayor parte de estos casos.

WJT Mitchell — Notes on Picture Theory

In analyzing the “pictorial turn” in his book Picture Theory, Mitchell begins by raising important questions about how images reference t...