Siete pasos para colaborar con la impunidad



Por Evelyn Galindo-Doucette (*)

Madison, Wisconsin.- Inspirado por la postura del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF) de Guatemala frente al juicio a Efraín Ríos Montt.

1) Establezca los parámetros de la conversación. Hable en dicotomías para enmarcar el asunto de reconciliación en términos absolutos de blanco o negro. Plantee los elementos básicos de la paz como si fueran mutuamente excluyentes; la justicia o la paz, la verdad o la justicia, el pasado o el futuro.

2) Nunca se rinda. Enfatice en todo momento que la paz se fundó en principios estables, duraderos y firmes y que no le conviene a nadie revisitar, reexaminar ni reevaluar esos fundamentos. No permita que nadie plantee la reconciliación nacional como un proceso evolutivo de largo plazo; esta lógica es una pendiente resbaladiza.

3) Invoca a lo irrefutable. Siempre es una excelente táctica subrayar lo obvio. Por ejemplo, algo así como que fue un conflicto de más de un bando: la Guerrilla y las Fuerzas Armadas, o que sería difícil esclarecer en un proceso jurídico la responsabilidad por violaciones de los derechos humanos.

4) Rehúsese a ver las cosas como son. Cuando la gente propone que la indignación no se ha desvanecido con el pasar del tiempo y dan ejemplos de países como Uruguay y Chile que iniciaron procesos de justicia mucho después de sus conflictos armados, simplifica y normaliza la violencia en cuestión con un adagio preparado como «no hay que abrir viejas heridas».

5) Respáldese en la relación entre las figuras del colonizador y colonizado. Insista en que los subalternos son seres marginalizados sin agencia propia y que todo el clamor por la justicia es orquestado por entidades nacionales idealistas o extranjeros imperialistas.

6) Asuma un tono moralizante. Hable de sacrificios necesarios que se hacen por la democracia, la institucionalidad judicial y la reconciliación nacional. Insinúe que es una falta de respeto polarizar ideológicamente al país con demandas por justicia.

7) Desentiéndase. En el peor de los casos hágase el despistado y pregunte algo así como: ¿Qué intentarán conseguir estos grupos con todo este montaje?

(*) Columnista de contrACultura.