Thursday, April 4, 2013

La cueva negra de la biopsia


La biopsia como una de las "Cuevas oscuras de la vida"

Por Evelyn Galindo-Doucette(*)

MADISON, WISCONSIN-Que te hagan una biopsia quiere decir, primero, que uno tiene el acceso al cuidado preventivo necesario para mantener la buena salud; eso en sí es un privilegio que no hay que dar por hecho dado que una gran parte de la población mundial no recibe atención médica.

De ahí podemos entrar a la cueva opaca que son esos días de esperar los resultados.  Son días en los que uno empieza a desprenderse de la trayectoria hacia el futuro porque tenemos muy presente que ese porvenir no le es prometido a nadie.  Interesante es ver qué fácil se sueltan hasta nuestros objetivos profesionales más claros sin mayores inconvenientes y cómo deja de tener tanta urgencia estar al tanto de las novedades de Facebook y Twitter.  Lo único que interesa del Internet es buscar síntomas, eso sí.  Y qué anhelo de estar con tus seres más queridos, para que estén cerca, pero que no te pregunten nada de nada.

La ventaja de la oscuridad es que ya no eres ni vieja, ni gorda, ni imperfecta.  Te ves en el espejo como una bella creación que nunca has podido ver bien, ni apreciar, hasta hoy.  A saber por qué.  Pero ahora sí, ahora que tu reflexión te mira con esa expresión de lástima.

Y bueno, de ahí, todo lo más feo; pánico, ansiedad, puro cortisol.  De hecho, según un estudio de Harvard en 2008 publicado en la revista médica Radiology, esperar los resultados de una biopsia afecta los niveles de hormonas de estrés igual como recibir la mala noticia de un cáncer.  En ese mismo estudio 126 mujeres se hicieron biopsias mamarias y después de cinco días 73 todavía no tenían los resultados de sus biopsias.  Las que no sabían los resultados tenían los mismos niveles de cortisol que las 16 a quienes les diagnosticaron un cáncer.  Total que esperar no es nada chiche.

Al fin y al cabo hay que dar gracias por las veces que logramos zafarnos de las cuevas negras de la vida.  Hay que salir de ese espacio tenebroso y saber apreciar el bello cielo despejado y la luz del día.  Lo mejor que podemos hacer es saber aprender de los malos ratos que pasamos para poder vivir mejor.

(*) Publicado en ContrACultura 4 de abril 2013

WJT Mitchell — Notes on Picture Theory

In analyzing the “pictorial turn” in his book Picture Theory, Mitchell begins by raising important questions about how images reference t...