Wednesday, May 30, 2012

Monumento a la Memoria y la Verdad y el Mural de Julio Reyes del Parque Cuscatlán en San Salvador, El Salvador

El Monumento a la Memoria y la Verdad es un monumento de tamaño impresionante inaugurado en 2003 en el parque Cuscatlán de San Salvador.  Es una construcción de 85 metros de gránito negro con los nombres de una parte de las víctimas (alrededor de 25,000) grabados en el muro.  El monumento recuerda a las personas civiles que fueron asesinadas o desaparecidas durante el conflicto armado de El Salvador (1979-1992).  El texto inscrito en el monumento explica el propósito del espacio: "Un espacio para la esperanza, para seguir soñando y construir una sociedad más justa, humana y equitativa."

Según Amnistía Internacional, la construcción de un monumento nacional en memoria de las víctimas del conflicto armado en El Salvador fue una de las recomendaciones al Estado salvadoreño recogidas en el Informe de la Comisión de la Verdad publicado en 1993, como parte de las reparaciones morales a las víctimas.  Fue promovida por el Comité Pro Monumento de las Víctimas Civiles de violaciones de Derechos Humanos, un grupo que consta de organizaciones no gubernamentales salvadoreñas.















En 2005 Julio Reyes elaboró un extenso mural lleno de historia.  
Con él se complementa el Monumento a la Verdad y la Memoria.  
El mural tiene 17 metros de largo y 2.40 metros de alto.


La obra fue creada por el artista plástico nacional Julio Reyes en cuatro meses ininterrumpidos.


La danza del tigre y el venado


El levantamiento del 32 con Feliciano Ama. 


Un grupo muestra la imagen de Monseñor Romero. 


La obra está coronada con un símbolo de esperanza: 
una corona de sol, cuerpos yacentes de los cuales nace maíz joven.






Tuesday, May 29, 2012

El plan nacional de lectura

Hoy como parte del Plan nacional de lectura dio una plática Roger Lindo sobre su novela Perro en la niebla.  El Plan nacional de lectura es un programa del estado dirigido por Manuel F. Velasco con el propósito de fomentar una conexión entre los jóvenes y el libro.  Hay varios aspectos del plan; algunos que se enfocan en la música, la poesía y el cine pero siempre relacionando estos con las obras literarias. La plática de Roger Lindo es parte de este intento de conectar el pueblo con la literatura. 

Principalmente Roger Lindo explicó que su novela tiene aspectos autobiográficos pero también es parte de una memoria colectiva.  La ficción es una herramienta que le permite decir cosas que de otra forma, no se pudieran decir.  A través de la verosimilitud se puede recrear mundos o imaginar las cosas como pudieran haber sido o pasado.  

Lindo vivió veinte años fuera del país y explicó que la semilla de su novela le vino porque imaginó primero a un sujeto que manejaba en carro en Los Ángeles, de hecho este sujeto formaba un primer capítulo de su libro que lo quito porque Horacio Castellanos Moya le aconsejo que sería mejor que el lector se metiera de portazo en la obra.  Por lo tanto, considero que la obra tiene este aspecto de transición que no se percibe tanto a primera vista.  El personaje principal, Guille, está ya metido en el contexto de los años 70 cuando empezaba la guerra, pero es en realidad un ser que recuerda esos tiempos igual al autor. 

El personaje de Guille cambia a lo largo de la obra de manera física y este cambio refleja el cambio interior simultaneo.  Los amigos en la novela no lo reconocen, se ve su propia sombra y se asombra de que sea la suya y cuando lo hieren también esto cambia su cuerpo.

En su posición como Director de publicaciones Lindo percibe que la literatura responde al período de la posguerra con un boom de la novela policiaca que responde a las nuevas realidades salvadoreñas.  A través de la novela narco podemos reflexionar sobre la identidad personal y nacional y podemos pensar en qué tipo de futuro queremos.  Otras novelas están por salir que también responden a la situación de hoy en día como Vuelo 7096, un libro de cuentos, y un nuevo libro de Manlio Argueta.  Otro libro que recomienda es Hombres contra la muerte de Miguel Angel Espino. 

La Biblioteca Nacional de El Salvador

 Close-up de los estantes.
 Manuel Velasco presenta a Roger Lindo- mayo 29, 2012
 Manuel Velasco y Roger Lindo- mayo 29, 2012
Manuel Velasco y Roger Lindo- mayo 29, 2012

Friday, May 25, 2012

Antonio Bonilla: El mural en la feria





El mural de Antonio Bonilla (2012) representa un reconocimiento público del trauma histórico y subraya la paz.  Decora una de las paredes del CIFCO, un centro de convenciones que se dedica a al comercio internacional.  En Contrapunto el 3 de mayo de 2012 sale la siguiente noticia sobre el significado del mural.  

"El mural de Bonilla tiene 12 metros de largo y 15 de ancho, y se encuentra pintado en una de las paredes exteriores del Pabellón Centroamericano en el Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO)."

Funes recalca que esta obra es “apenas un gesto hacia todos aquellos que perdieron familiares y amigos, durante esos 12 años de conflicto armado”, así como "un pequeño reconocimiento que remite al pedido de perdón que meses atrás Funes hizo como jefe de Estado a todas las víctimas de la guerra, a los familiares y víctimas de El Mozote, a los familiares de monseñor Oscar Romero y de los padres jesuitas, masacrados en 1989 por elementos militares.

La Asamblea Legislativa evaluará declarar Patrimonio de la Nación a esta obra de Antonio Bonilla, que es “como uno de esos espejos en que debemos vernos constantemente”, indicó el presidente Funes."






























WJT Mitchell — Notes on Picture Theory

In analyzing the “pictorial turn” in his book Picture Theory, Mitchell begins by raising important questions about how images reference t...